Porqué el placer femenino debe ser importante en la educación sexual.

 

¿Qué educación sexual recibiste en la escuela?

 

Yo nací en 1976 y fui a colegio mixto, así que aparentemente, debí recibir la misma educación que mis compañeros. En los libros de texto hablaban de genitales siempre enfocados a la reproducción. El clítoris ni estaba, ni se le esperaba.

Recuerdo el anuncio de Póntelo, pónselo, de 1990 que lo acabo de volver a ver y me he vuelto a emocionar.

Recuerdo el programa de RTVE, «Hablemos de sexo» con una Elena Ochoa maravillosa.

Era la primera vez que en España se hablaba en la tele de sexualidad humana desde un punto de vista científico y con una misión muy clara: que el sexo dejara de ser un tema tabú para los españoles. Creo que nunca sabrán del todo lo agradedidos que le estamos algunos.

Y también de principios de los 90 recuerdo el SIDA, el miedo y la desinformación.

Así que el sexo en los 90 daba bastante miedo, porque sólo nos habían hablado de anticonceptivos y bebés, y cuando te bajaba la regla y tenías que ir al baño a cambiarte, ya te habían informado de que debías esconder la compresa o el tampax para que nadie lo viera.

Nunca se habló de sexo ni de relaciones, pero sí había algunas ideas que, aunque no estuvieran en los libros de texto, se deslizaban en nuestras cabezas.

Cuando se hablaba de reproducción, el foco estaba en el orgasmo masculino (en ese momento no se separaba orgasmo de eyaculación), que era lo que hacía que te pudieras quedar embarazada, así que de alguna forma, era de lo que tenías que tener cuidado.

Es curioso, porque incluso hoy en día hay una sensación popular de que «los hombres» necesitan más sexo que las mujeres. Además parece que es una necesidad vital, como respirar o comer, cuando hasta la fecha no se conoce ninguna muerte por falta de sexo.

Además daba la sensación de que ellos eran voraces, que nosotras teníamos que controlar la sexualidad masculina y que nuestro placer no estaba en la agenda.

 

Es una norma cultural que hemos aceptado y con la que convivimos, a la que igual deberíamos darle una pensada.

La definición de «salud sexual» de la OMS es: estado de BIENESTAR físico, emocional, mental y social relacionado con la sexualidad.

Que lo del autocontrol y el di «no» nunca ha funcionado muy bien y que si empezamos a enviar el mensaje de que el sexo es bueno, feliz y sano igual la cosa va un poquito mejor.

 

Dejar una Respuesta