La energía sexual y la meditación extática

yoga-2150140_960_720

Más allá de las modas puntuales, aprender a cuidar nuestra salud física, emocional, mental y espiritual, es una necesidad.

Según los antiguos chinos y el Taoísmo, la energía sexual o jing chi, es nuestra energía de vida principal.

La energía sexual primordial se va agotando a lo largo de la vida. Para remediarlo debemos aprender a cuidar nuestra salud física, emocional, mental y espiritual.

Los seres humanos somos todos seres energéticos. Nuestras emociones desencadenan respuestas físicas y químicas de distinto tipo.

Pero igual que no tenemos la misma energía para subir escaleras o para pensar ocho horas, no todos tenemos la misma energía sexual.

La energía se construye y se trabaja.

 

Esta entrada fue publicada en . Marcar el permalink.

Dejar una Respuesta