Cómo observar tu vulva por primera vez

Como si de ponerse a cocinar se tratara, podemos dedicarnos un rato para observar nuestra vulva y conectarnos con ella.

Me sigue llamando la atención la cantidad de mujeres que, hoy en día, no han observado lo que tienen entre las piernas.

 

Esta es la receta

Necesitaremos:

-Aceite vegetal orgánico. A mi me gusta el de almendras, pero puedes escoger el que más te guste: de coco, de aguacate… Si utilizas el de oliva puede ser que te quedes con la sensación de haberte dejado la ensalada al lado, pero eso va en cuestión de gustos.

 

-Un espejo. Preferiblemente que deje ambas manos libres y de unos 20 cm de diámetro.

Procura que no sea un espejo de aumento, ya que verás tu vulva distorsionada y no es lo que estamos buscando.

 

-Una fuente de luz. Las lamparas de escritorio que tienen un brazo que se puede mover son perfectas.

 

-Un cojín para poderte apoyar.

 

-Una toalla para ponerte encima. Es posible que se manche de aceite, así que elige una que no sea tu preferida.

 

-Tiempo. Bloquéate una horita para ti donde nadie te vaya a molestar y tengas intimidad.

Se necesita conocimiento, planificación, paciencia y práctica para dominar cualquier habilidad.

Panel-1Al lío

Nos sentamos.

Ahora, cuando ya lo tengas todo cerca, siéntate con las piernas abiertas y la pelvis hacia delante. Si vas a pilates este gesto es probable que lo tengas incorporado.

En ese momento, aunque no es lo más cómodo del mundo, tu vulva debería verse frontalmente. 

 

Masaje

Hazte un masaje general en la vulva mientras te miras en el espejo. Coloca aceite en tus manos y empieza a tocar conscientemente las áreas de arriba, a abajo y al lado de tu clítoris. Puedes tirar de la capucha protectora del clítoris hacia atrás y tocar suavemente el pequeño glande.

El capuchón del clítoris está ahí para proteger. Una vez que sientas lo sensible que es, sabrás que no debes estimular el glande directamente. Este pequeño órgano tiene 8.000 terminaciones nerviosas y debe ser manipulado con cuidado. 

Hay mujeres que dicen que se están “frotando” el clítoris, lo que suena como si se frotaran las plantas de los pies. Sé dulce con este pequeño y poderoso órgano sexual.

 

Observación

Comienza por tener una imagen de tu órgano sexual con las partes vinculadas, que no sólo nos da placer, sino que también puede dar a luz a un bebé.

 

Puedes comparar tu vulva con otras, o hacerte a la idea de cómo son aquí.

Ten en cuenta, que cada vulva es única y que igual que tu cara es la tuya y podrías parecerte a alguien, pero eres única, con la vulva pasa lo mismo.

 

Ver la vulva, conocer las diferentes partes y aceptar su apariencia es el primer paso para convertirte en una mujer completamente orgásmica.

 

Puedes saber más aquí 

 

 

Dejar una Respuesta