¿Cómo ser deseable y seguir siéndolo?

Como buen comienzo de año la mayoría de nosotros tiene ya hecha su lista de propósitos de Año Nuevo y es probable que en esa lista haya algún lugar dedicado a encontrar pareja.

Cuando nos planteamos encontrar pareja siempre lo hacemos desde la seducción y yo siempre pienso que eso debería arrancar desde el deseo. El deseo siempre es una acción, un impulso que nos lleva hacia algo.
man-1253004_960_720

 

Si nos vamos al terrenos sexual, es una predisposición a un encuentro sexual.
Esa predisposición se trabaja a través de la motivación y a fin de cuentas la motivación tiene una parte de interés y otra de voluntad.

Así que igual la pregunta se queda así:
¿Cómo ser deseable y seguir siéndolo?

Sólo otra persona que desea me puede convertir en una persona deseable.
(¿¿¿El amor entonces, podría ser el deseo de ser deseado???).

 

Os dejo este fragmento de E. Punset de: “El alma está en el cerebro”

El deseo nos saca de nosotros mismos, nos desubica, nos dispara y proyecta, nos vuelve excesivos, hace que vivamos en la improvisación, el desorden y el capricho, máximas expresiones de la libertad llevada al paroxismo. El deseo reivindica la vida, el placer, la autorrealización, la libertad.
Unos planifican su vida, mientras que otros la viven al ritmo que les marca el deseo. El deseo de vivir y de hacerlo a su manera. Por eso sus autobiografías son más descriptivas que explicativas, pues sus vidas no tanto se deben a los resultados u objetivos cumplidos, sino al sentido inherente al mismo proceso de vivir. Y este proceso, de uno u otro modo, lo establece siempre el deseo.
Si bien el deseo rebosa incertidumbre acerca del itinerario, a muchas personas les garantiza la seguridad en cuanto a los pasos dados. Bien entendido el deseo no es una voz oscura, confusa y estúpida, sino que – en una persona madura – es luminosa, clara e inteligente. Las emociones están en la base de los deseos y de la inteligencia se dice que es emocional. Visto de este modo, el deseo se convierte en el portavoz de uno mismo.

 

 

Dejar una Respuesta