Aprende un nuevo orgasmo: cómo mejorar tus técnicas de masturbación.

Traducción del post de Betty Dodson Learn a New Orgasm: How to Upgrade Your Masturbation Technique

Desde hace años, hay una consulta recurrente entre las mujeres, y también entre algunos hombres, que se declaran incapaces de compartir sus hábitos de masturbación cotidianos con su compañer@ sexual.
Muchas han seguido el mismo patrón de masturbación infantil hasta la edad adulta, y en la actualidad es la única manera en la que pueden correrse.
Algunas estimulan sus genitales con una o ambas manos metidas entre las piernas, a su vez fuertemente apretadas, mientras están acostadas boca abajo sobre su vientre, algo que no es lo más accesible para el intercambio de orgasmos con otra persona. Otras disfrutan y se estimulan frotándose con mantas dobladas, rozándose sobre el suelo de madera, montándose sobre el brazo de un sillón o apretándose contra las encimeras duras de un baño o una cocina.

Siendo niñas, la idea era correrse rápido para evitar ser pilladas. Si estábamos tumbadas boca abajo, tu madre, hermanos o quien te tuviera a su cargo no podían ver lo que las pequeñas manos traviesas estaban haciendo.
Mientras que los orgasmos por presión y tensión son probablemente el tipo más frecuente para la mayoría de las personas, en términos de sensación corporal estos se limitan a algo similar a un bache rápido en la escala de placer. El otro problema es que rara vez se comparten los orgasmos con la pareja.
¡La solución es simple! Es hora de actualizar tu técnica de masturbación.

En primer lugar quiero destacar que hay tropecientas maneras de correrse, y no hay nada así como el orgasmo “equivocado”.
Después de años de observación de mis propios orgasmos, más los de todas las mujeres que he conocido personalmente y con las que he trabajado profesionalmente, he observado cuatro categorías básicas: la presión, la tensión, la relajación y la combinación, que llamo un “Orgasmo Rock and Roll.” Éste combina elementos de los tres primeros.
Mientras vamos respirando de forma profunda, vamos acumulando tensión, y estamos apretando y soltando los músculos rítmicamente con el contacto directo o indirecto del clítoris.
Los orgasmos por presión o tensión más a menudo son alcanzados conteniendo la respiración y jadeando de vez en cuando. Los orgasmos de relajación total o lo que también hemos llamado “La Bella Durmiente” son más raros.
Para seguir estando totalmente relajada mientras se respira profundamente, alguien tiene que hacer estimulación genital de una manera que es casi perfecta. ¡Ja! Si encuentras a una persona así de habilidosa, captúrala rápidamente!
intimate-1523821_960_720
Si bien no hay dos orgasmos de autoestimulación que sean exactamente iguales, la mayoría de las mujeres utilizan algún tipo de estimulación del clítoris directa o indirecta, con o sin penetración.
El cuerpo responde a través del movimiento, sin movimiento, a través de los patrones de respiración variados, o conteniendo la respiración jadeante. Algunas mujeres permanecen en completo silencio, mientras que otras emiten una gran variedad de sonidos. La mente puede estar prestando atención a lo que el cuerpo siente, o enredada en pensamientos sexuales. Todo con tal de que no estés planeando el menú para la cena o pensando en la lista de la lavandería, claro está.

Los orgasmos por presión: (sin manos)

Una mujer que vino a un taller dijo que presionaba su clítoris contra los muebles tapizados. Otra lo presionaba contra la nariz dura de su osito de peluche. Algunas niñas aprietan sus piernas para conseguir esas buenas sensaciones. Otras dicen que llevando unos vaqueros ajustados se corrieron, y varias son muy aficionadas a sus asientos de bicicleta. Cuando era pre-adolescente, me volvía loca la idea de montar a caballo, aun antes de que me interesasen en los niños. Algunas mujeres, que crecieron entre fuertes restricciones sobre tocarse a sí mismas, hacen directamente una transición a orgasmos más fuertes, dejando correr el agua sobre el clítoris de un grifo de la bañera. Yo empecé balanceándome sobre una almohada apretada entre mis piernas hasta que las “cosquillas” se disiparon.
En algún momento hice la transición de manera natural a los dedos, y asumí que todo el mundo habría seguido un mismo itinerario. Pero no es así.

Los orgasmos a través de tensión:

A la mayor parte nos sucede en la pubertad, hasta la adultez temprana, a través del frotamiento genital directo combinado con tensión muscular, y para algunos, durante el resto de sus vidas. Los orgasmos de este tipo unen la tensión en las piernas y los glúteos apretados con el resto del cuerpo mantenido muy rígido. Mientras sostienes la respiración, un movimiento rápido se utiliza en el clítoris o el pene hasta que estalla el orgasmo en una rápida ráfaga. Estos clímax de tensión rápida son silenciosos y muchas de nosotras crecimos masturbándonos de esta manera para evitar ser atrapadas por nuestros padres o hermanos. Estos orgasmos rápidos de tensión suelen llevar a muchos hombres a eyaculación precoz con compañer@s sexuales.
Algunas mujeres tienen orgasmos con los músculos en tensión únicamente, sin ningún contacto directo con los genitales.
Una mujer llegó a su clímax agarrándose a la parte superior de una puerta para crear tensión en todo su cuerpo al momento que apretaba firmemente su músculo vaginal. Otra chica tenía orgasmos trepando por la cuerda de escalada en la clase de gimnasia.
En contraste con esta forma de correrse rápido, una amiga mía desarrolló orgasmos de tensión sin contacto con el clítoris como una forma de arte. Ahora en sus cincuenta años, se mantiene en buena forma con los ejercicios isométricos que recibe al afrontar algún tipo de atadura erótica, manteniendo el cuerpo rígido durante las escenas elaboradas de suspensión.passion-1363428_960_720

La mayoría de las personas dicen que están demasiado ocupadas para pasar tiempo de calidad y disfrutar del sexo. Por lo que no sorprende cuando digo que los orgasmos de tensión son los más comunes para el mayor número de personas. Si bien insisto en que no hay tal cosa como un orgasmo “equivocado”, algunos son definitivamente mejores que otros. Cuando una persona pasa más tiempo construyendo la excitación sexual al respirar, al moverse, y permitiendo al cuerpo expresar un poco de alegría con sonidos de placer, se crea una experiencia más alegre y satisfactoria en el orgasmo. El sexo rápido es como la comida rápida que te calma el hambre pero no es del todo nutritiva.

Los orgasmos de relajación:

Estos son difíciles de lograr en solitario, porque es casi imposible estar totalmente relajada mientras te practicas alguna forma de auto-estimulación genital. Mis orgasmos relajados sucedieron por primera vez durante mi adolescencia, propiciados por el sexo manual que me practicaba con delicadeza mi novio del momento. Durante largas sesiones de besos y caricias genitales, yo era la clásica “Bella Durmiente”. Para evitar comportarme “como un animal”, no dejaba de liberar la acumulación de tensión sexual mediante la relajación consciente mis músculos. Esto exigía mucho esfuerzo de concentración por mi parte, pero al fin y al cabo mi reputación social estaba en juego. En un momento dado, cuando no me pude contener más, el orgasmo vino a mí. Pero, ya que no había contribuido a que esto sucediera y él no había metido su pene en mi vagina, podía alegar que no había perdido la virginidad.
La mejor manera de experimentar orgasmos de relajación es con un compañero.

Algunos maestros de las prácticas sexuales de Oriente tienen estudiantes que se turnan para dar y recibir sexo genital manual con orientación verbal explícita, diciéndose entre sí exactamente cómo variar la estimulación.
Se les enseña a reducir la velocidad, relajar los músculos del suelo pélvico, respirar profundamente y permitir que su energía sexual crezca gradualmente.

Rajneesh, un maestro de Tantra de la India, llama a esto un “orgasmo valle”, hundiéndose en la sensación en lugar de la construcción como en un “orgasmo máximo”, que es lo que yo llamo un orgasmo de tensión. Rajneesh cree que el sexo en el futuro implicará más diversión, alegría, amistad, y el juego, más que el asunto serio que es ahora. Yo apoyo totalmente esta imagen. Tanto Rajneesh y Wilhelm Reich terminaron encarcelados, lo que da una idea sobre cómo las ideas alternativas sobre el placer sexual hacen que los varones estadounidenses inseguros se sientan amenazados.

Los orgasmos combinados:

Son mis favoritos, por lo que constituyen mi hábito principal. Este estilo del orgasmo utiliza la tensión y la relajación, así como alguna forma de estimulación directa del clítoris, ya sea con los dedos o con un vibrador, junto con la penetración vaginal.
El orgasmo de combinación es lo que termino enseñando en los talleres de masturbación. Una vez que me di cuenta de que podía poner en marcha la excitación sexual para las mujeres que nunca habían tenido un orgasmo usando el vibrador eléctrico, empecé a enseñar cómo aprovechar toda esa potencia para su placer. Incluso las mujeres que ya eran orgásmicas con sus manos podrían llevar sus orgasmos al siguiente nivel mediante la masturbación, prolongándolos mucho más tiempo que el habitual de pocos minutos.
La clave para disfrutar de cualquier vibrador eléctrico es la gestión de la intensidad de las vibraciones. Un buen ejemplo es el “magic wand” con 5 velocidades diferentes, que controla automáticamente la intensidad. La idea es ascender lentamente, no golpear con una fuerte vibración directamente en un clítoris todavía en frío.
Después de conectarte con tu músculo pubococígeo (PC) mediante la práctica de ejercicios de Kegel, comienza despacio la penetración con un dildo, mientras aprietas y sueltas el músculo del suelo pélvico. A continuación, añade la estimulación del clítoris con un vibrador. Mientras, mueve las caderas hacia delante (inhalar y flexionar el PC) y hacia atrás (exhalar y liberar el PC). Los músculos que están comprometidos son parecidos a los de un atleta en movimiento. La combinación de estos cinco elementos (estimulación del clítoris, penetración vaginal, contracciones del músculo PC, empuje de la pelvis y respiración en voz alta) hace que la combinación orgasmo se traduzca más fácilmente en el sexo con pareja. Durante el coito, la mujer o su pareja, simplemente añade su preferencia de contacto del clítoris. En mi opinión, el mejor enfoque es cuando una mujer controla su estimulación del clítoris lo mismo que un hombre hace con el ángulo y la velocidad de empuje vaginal.
Compartir orgasmos mutuos combina lo mejor de ambos mundos, creando así más armonía entre los sexos.

Dejar una Respuesta