VR y porno, una historia de amor.

Aunque pueda parecerlo, esto no es un post publicitario de realidad virtual ni de dispositivos.

El pasado 25 de septiembre, Ana Patricia Echegoyen presentó en la Creative Morning de Soulsight una charla sobre realidad virtual.

La realidad virtual arrancó en los ’90, aunque tanto la potencia de los ordenadores como el software
no estaban preparados para ofrecer una experiencia como la que podemos disfrutar hoy en día. 11951955_10154493224122316_7207097676803956164_nActualmente, la experiencia no es la de estar dentro de un vídeo o de una pieza plana que puedas ver de forma estática, sino que entras en una experiencia inmersiva, ya que todo lo que te rodea es volumétrico y llegas a sentir que puedes tocar y que te pueden tocar.

La VR (realidad virtual) es un canal, no un gadget; es decir, abrimos otra forma de dar y recibir
información. Y esto, inevitablemente, nos lleva a preguntar qué es lo que está haciendo la industria pornográfica con esta nueva tecnología.

Portales como badoinkvr.com y virtualrealporn.com ya empiezan a tener gran cantidad de contenidos, y de muy alta calidad. Aparentemente no se van a poder trasladar los contenidos multimedia ya existentes. Es decir, todo lo que veamos serán piezas nuevas, así que no sólo gozaremos de un nuevo canal, sino que toda la producción será nueva.

De aquí a finales de año vamos a poder tener dispositivos a un precio muy asequible. El precio que da Samsung es 99 $

Lo que suceda de aquí a un año es inimaginable.

Dejar una Respuesta