El efecto Coolidge

Frank A. Beach (etólogo) acuñó este término en el año 1955 para referirse a lo que pasaba durante el período refractario de algunos machos (tiempo necesario para volver a tener interés sexual y erección tras la eyaculación).

Se observó que ese tiempo disminuye considerablemente ante el estímulo de una nueva pareja sexual. Es decir, los mamíferos se sienten más receptivos a mantener relaciones sexuales si es con nuevos compañeros receptivos.IMG_0507

Para evidenciarlo se experimentó en el laboratorio. Metió en una caja a una rata macho rodeada de cuatro o cinco ratas hembras en celo.

La rata macho se apareó múltiples veces con cada rata hembra hasta que quedó exhausta. A pesar de la insistencia de las ratas hembras para seguir apareándose, la rata macho las rechazaba hasta que se introducía una rata hembra nueva en la caja. Este hecho se produce en la mayoría de los mamíferos.

Hay una anécdota de finales de los años 20 en la que la mujer del presidente de Estados Unidos, Calvin Coolidge, estaba paseando por los jardines de su casa de campo cuando accedió al área de las gallinas, advirtió que uno de los gallos se apareaba con mucha frecuencia. Le preguntó al encargado por la frecuencia de estos apareamientos, y éste le respondió:

-«Docenas de veces al día».

La Sra. Coolidge dijo:

– «Cuénteselo al presidente cuando pase por aquí».

Tras habérselo contado, Coolidge preguntó: «¿Con la misma gallina cada vez?».

La respuesta fue: -«Oh, no, señor Presidente; con una gallina distinta cada vez».

Coolidge concluyó: -«Cuénteselo a la Sra. Coolidge»

Dejar una Respuesta